Conducción autónoma y futuro de los vehículos

Conducción autónoma y futuro de los vehículos

Sep 02
Conducción autónoma y futuro de los vehículos

Los sistemas de conducción autónoma están muy relacionados los sistemas de detección para evitar accidentes. Aprovechando los diferentes sensores de esos sistemas (sensores de ultrasonidos, radares y cámaras) se puede implementar un sistema electrónico de conducción del vehículo.

Con esos sistemas el auto nos puede avisar si cruzamos alguna de las líneas del carril (e incluso tirar del volante ligeramente para corregir la deriva) o puede mantener permanentemente la distancia de seguridad óptima con el vehículo que nos precede, actuando si es preciso sobre los frenos para disminuir la velocidad. Así que quedaba poco más por caminar hace la conducción completamente autónoma.

Asistentes de estacionamiento

Quizás sea este el primer escalón en cuanto a conducción autónoma se refiere. Es probable que conozcas los sistemas de Volkswagen (Park Assist) o de Toyota (Intelligent Parking Assist), mediante sensores de ultrasonidos (y según el sistema, también una cámara de marcha atrás), el sistema es capaz de identificar una plaza libre, y medirla, para saber si entra el auto (lo normal es que se requiera entre 0,8 y 1 metro más que la longitud del auto, lo que vendría a ser medio metro por delante y medio por detrás aproximadamente).

Conducción mental: un paso intermedio

Ya se está probando con el prototipo de investigación BrainDriver de la Universidad de Berlín. El sistema consiste en un “casco” con sensores electroencefalográficos que captan nuestras órdenes y se transmiten al sistema electrónico que controla el auto.

Piloto automático temporal

Este sistema sí que es casi casi un sistema de conducción autónoma, al menos cuando estamos ya en crucero. Volkswagen está probando en un Passat Variant el sistema HAVEit, también conocido como TAP (o piloto automático temporal). Sería un sistema análogo al piloto automático de los aviones.

Funciona en autopistas y autovías. El sistema es capaz de mantener la velocidad, la distancia de seguridad, conservar la trayectoria del auto centrado dentro del carril y por supuesto reconocer curvas, reducir la velocidad y girar el volante. El conductor no tiene que hacer nada, salvo estar atento a algún imprevisto o error del sistema

Fuente: Xataka

Deja un comentario